La Zona del Silencio es un cuadrante en la regiòn que une a los estados de Durango, Chihuahua y Coahuila. Atrévete a descubrir este rincón, famoso por sus exageradas leyendas y naturaleza exuberante.

Zona del Silencio Durango

Foto: masdemx.com

El Bolsón de Mapimí, en donde se ubica este lugar, solía ser un lecho marino. Es por eso que en su suelo, hasta la fecha, se pueden encontrar una gran cantidad de fósiles marinos.

Las historias de fenómenos inexplicables y el asombroso espectáculo de la naturaleza han convertido a la Zona del Silencio en Durango en un auténtico atractivo turístico que tienes que conocer.

Leyendas de la Zona de la Silencio

Desde que un misil de las fuerzas militares de los Estados Unidos cayó en algún lugar del desierto de Durango, la leyenda de la Zona del Silencio ha mutado, cual teléfono descompuesto, hasta alcanzar niveles extravagantes.

Algunos locales alegaron que una fuerza magnética había derribado el misil y, desde entonces, se han propagado las historias de anomalías que interfieren en el funcionamiento de aparatos electrónicos y de telecomunicaciones.

Pero las historias van aún más allá. Algunos han llegado a testificar de la presencia de extraterrestres y hasta mutaciones inexplicables en la flora y fauna de la Zona del Silencio. Ninguna de ellas ha podido ser comprobada y, hasta donde se sabe, esta zona podría ser como cualquier otro desierto. Es decir, salvo por su extraordinaria naturaleza, no hay nada especial acerca de este lugar.

Minerales, flora y fauna en la Zona del Silencio

Aerolitos. En algunas áreas, hay una gran concentración de estas “piedras aéreas”, que no son más que meteoros que han sobrevivido a la atmósfera y penetrado la superficie de nuestro planeta. Son de una belleza excepcional.

El nopal morado. Como si de una planta extraterrestre se tratara, hay una especie de nopal en este lugar que adquiere un llamativo color morado durante la época de sequía. La curiosa cactácea se ha convertido en uno de los atractivos más conocidos de la Zona del Silencio.

La tortuga de Mapimí. Probablemente no lo sepas, ya que no es un dato muy difundido, pero esta especie oriunda de la Zona del Silencio es la más grande de América del Norte. Actualmente, este enorme reptil se encuentra en peligro de extinción, pero aún se le puede ver en esta región del noreste de Durango.

Explora la Zona del Silencio en Durango haciendo una parada en City Express Torreón, en el entorno urbano más cercano a esta misteriosa tierra -está a cerca de 200 km de distancia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.